Lic. en Nutrición Alicia Crocco
Autora de los libros: La Dieta Positiva; La Dieta de Alicia Crocco y Creo & Adelgazo 1° y 2° Edición- Ansiedad VS. Saciedad y Nutrir mi embarazo. Libros digitales: Como Bien Adelgazo Mejor Plan A – B – C  y  D- También los editados digiteles.

Detente a pensar claramente si lo que dices es cierto. Para que cambies de conducta y desaparezca la negación debes ir asumiendo lo que en realidad te sucede.

Empecinarte en la idea de que tú mismo puedes vencer los obstáculos te conduce a seguir igual, sin cambios. Consulta a un profesional de tu confianza, déjate ayudar para que el camino sea más llevadero.

¿Hace mucho que no te miras al espejo? Es tiempo de que lo hagas, ¡hoy mismo! No te engañes. Comprende que tu vida debe cambiar. Asume que así no puedes continuar, que mejorar tu calidad de vida depende de tu esfuerzo, de que admitas que estás excedido de peso. Cuando reconozcas tus trabas te sentirás mucho mejor.

Pregúntate cómo te sientes cuando los demás te hacen bromas o se burlan de ti. Acepta la opinión de personas que te quieren, escucha atentamente cómo te ven y no desdeñes sus palabras.

Sácate fotos, compárate con otras personas de peso normal. Advierte los kilos de más. Pésate antes de comenzar el tratamiento, en la misma balanza, con la misma ropa y a la misma hora en que lo harás después.

Para analizar objetivamente cómo es tu alimentación, lleva durante varios días un registro de lo que comes (en las páginas xx a zz encontrarás planillas que te facilitarán la tarea). No niegues que picas pedacitos de pan, o te sirves doble porción. Anota todo y comprobarás tus errores.

Determina también cuál es tu actividad cotidiana, si es sedentaria o si incluye movimiento físico como caminatas, paseos en bicicleta o deportes, qué tiempo le dedicas al ejercicio y con qué frecuencia lo haces.

Es necesario que:

•         Admitas tus problemas y busques solucionarlos.
•         No actúes a la defensiva, sino analizando claramente la situación.
•         Asumas que comes mal y que te mueves poco.

Los cambios no serán rápidos; dar la cara a la realidad te llevará un tiempo. Por momentos lograrás comprobar cuáles son tus trabas y negaciones y otras veces no las podrás ver.

No te justifiques. Eso te impediría continuar el camino, pues significa que las trabas te acompañen y que te inmovilices, sin hallar soluciones.

Busca las causas de los errores que cometes habitualmente. Continúa hacia delante esperando el éxito futuro. Tente paciencia. Lentamente asumirás los pensamientos engañosos y pasarás de la negación al reconocimiento de tus trabas. Eso te permitirá enfrentarlas y tomar la decisión de concretar tu objetivo, pues ya habrás logrado alojarlo en tu interior.

En resumen:

Ten pensamientos alentadores, positivos.
Déjate ayudar por las personas que te quieren bien y por un profesional que te oriente en la tarea.
Asume tu realidad: si comes mal, si eres sedentario, si te tientas con mucha frecuencia. Piensa que vencerás los obstáculos con firmeza y alcanzarás tu objetivo a pesar de todo.
No digas que tu problema es glandular; busca soluciones. Siempre encontrarás el camino si preparas tu mente para el cambio.
Date una nueva posibilidad de tener fe y confianza. ¡Esta vez lo lograrás! ¡Adelante!