Hay teorías que señalan que una alimentación es energizante cuando cuenta con el doble de proteínas recomendadas diariamente.
Pero hay que tener cuidado de no consumir más proteínas de las que son estrictamente necesarias.
12 comentarios
Las necesidades de proteínas recomendadas para un adulto sano normal es de 0,8 g/ kg de peso corporal/ día.  Las necesidades mínimas para la conservación del equilibrio de nitrógeno en adultos sanos es de 0,4 a 0,5 g / kg/ día.
¿Qué problemas a la salud traen las dietas hiperproteicas?
*  Restringen alimentos sanos que proporcionan nutrientes esenciales.
*  No son variadas y no se cubren los requerimientos nutricionales (vitaminas, minerales, fibra, antioxidantes).
* Generalmente la proteína animal suele ir acompañada de grasas, aún en los cortes magros, en su mayor parte saturadas (aumenta el colesterol sanguíneo) y se ha demostrado que un elevado aporte de ácidos grasos saturados aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.
* La pérdida de peso inicial es elevada. Se debe a la pérdida de líquidos al suspender de la alimentación los hidratos de carbono.
* El exceso de proteínas en la dieta se asocia a enfermedades del riñón, debido a su mayor exigencia en eliminar más nitrógeno, y existe el riesgo de padecer cálculos renales, ya que existe una mayor eliminación de calcio.

Las personas que consumen altas cantidades de carnes regularmente, tienen una mayor incidencia a desarrollar:

• Osteoporosis (por una mayor pérdida de calcio por el riñón, que fue extraído previamente de los huesos).
• Una mayor tendencia de fracturas de cadera.
• Una mayor frecuencia de cáncer de colon.
Los aminoácidos (aa) se acumulan normalmente en las membranas basales de los capilares sanguíneos para ser utilizados rápidamente cuando son ingeridos en cantidades saludables.  Si se ingieren en exceso,  pueden dificultar el tránsito de nutrientes a las células con el consecuente daño del tejido.
¿Qué sucede cuando se consume altas cantidades de proteínas?

El organismo no las puede utilizar para las funciones específicas y ¿qué hace? se queman en las células para producir energía y dejan residuos metabólicos (amoníano), que resultan tóxicos para el organismo.

El amoníaco en el hígado se transforma en urea que es eliminado por la orina.
Cuando el riñón no filtra toda la urea que formó, esta sustancia es acumulada en la sangre y como resultado se produce el estado urémico (toxicidad).

Los argentinos son grandes consumidores de carnes.  Es muy frecuente que sufran con frecuencia síntomas característicos debido al aumento de sustancias tóxicas como el amoníaco que se traduce en jaquecas, irritabilidad, mala concentración, nauseas, diarrea, confusión, etc.

En deportistas que realizan competencias, es un error que se sometan a dietas hiperproteicas previas a la competencia, ya que les puede acarrear fatiga muscular, por intoxicación urémica.

Todas estas razones sería interesante que reflexione sobre la conveniencia o no de exagerar el consumo de proteínas.

¿Por qué logran bajar de peso rápidamente?

* Producen una pérdida inicial de líquidos que se asocia a una menor ingesta de hidratos de carbono. Al poco tiempo se sigue adelgazando menos y lento.
* Hay disminución del apetito producida por la cetosis (se debe por falta de carbohidratos o perturbaciones de su metabolismo. Se utilizan las reservas corporales (generalmente grasa) para proveer al organismo la energía necesaria. Durante el uso de sus reservas se producen productos tóxicos generados al destruirse la grasa a nivel sanguíneo. Cuando esto es rápido, el cuerpo no puede desintoxicar lo suficientemente rápido y como resultado se produce la Cetosis.

¿Cuáles serían las ventajas de las dietas proteicas?
* No hay restricciones de cantidades de alimentos sugeridos.
* Hay disminución del apetito por la intoxicación generada por la cetosis.
* Hay una elevada pérdida de peso inicial (debida por la eliminación de líquidos en exceso).

Por lo tanto:
• No efectuar este tipo de dietas por períodos prolongados porque trae como consecuencia enfermedades.
• No fomentan la modificación de los hábitos alimentarios sino el descenso rápido.
• Utilizarla únicamente en situaciones especiales (como ser estancamientos) pero en períodos muy cortos.

Recuerda, consultar a un especialista en Nutrición antes de realizar cualquier cambio significativo a tu dieta, en el caso de que tenga alguna patología como diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc.

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.
Te espero.