¿Deseas adelgazar? ¿Te interesas por tu salud para evitar un daño hacia tu salud física y psíquica?

Para ello será necesario que utilices el alimento como un medio de vida y no de tu destrucción.

¿Por qué digo esto?  Porque si el sentimiento que está instalado en tu interior hace que pienses en “eliminar alimentos saludables con el objetivo de desprenderte de kilos de más.

Eso significaría que efectúes restricción de principios nutritivos, de energía necesaria para que puedas desarrollar todas tus actividades.

En cambio, si eliges un plan alimentario acorde a tus características, sabiendo elegir alimentos que te den saciedad sin contar calorías, sino sabiendo conocer cómo están constituidos los alimentos y sus propiedades saludables, eso te posibilitará no tener en tu mente, la sensación permanente de deseos de comer algo y saber esperar el momento que llegara la próxima comida con naturalidad y sin ansiedad.

Si eliges restricción de alimentos hará que dejes el camino que te propusiste y en lugar de quitarte kilos, van a ir sumándose por el apresuramiento y el no poder distinguir que lo esencial, es respetar el cuerpo y la mente; y aprender a alimentarse adecuadamente para que paulatinamente se vayan obteniendo resultados buenos y duraderos.

¿Qué hacer? Estás pensando en tus vacaciones, tomas de una revista una dieta, la llamo así porque es privativa, no contempla todo lo que necesitas para preservar tu salud y luego de un tiempo no muy prolongado, te vas de vacaciones con muchos kilos de más y así se van sumando kilos y kilos.

Mi propuesta es que dejes de tener en tu mente lo mágico. Trata de buscar ayuda profesional no por un período corto sino con el objetivo que vayan existiendo cambios en tu estilo de vida y en tus hábitos alimentarios que te lleven a un resultado eficaz y duradero.

No sigas métodos antiguos de conteo de calorías. Aprende a distinguir cuáles son los alimentos que te ayudarían a prolongar tu saciedad y a no estar pendiente de la comida todo el tiempo.

Proponte de ahora en más en ir bajando de peso supervisado por un profesional que te enseñe, que puedas aceptar que eres un ser único y que el plan se deberá adecuar a tu estado actual y tu química interna.

Si logras no pensar en esos kilos de más e ir disfrutando cada etapa que vayas transitando, irás por el sendero correcto, el cuál te permitirá descubrir que se puede adelgazar comiendo rico y sano.

No digas “no puedo” los tiempos me apuran… estuviste sin cuidarte ¡tanto tiempo!, o cuando lo hiciste lograste bajar y luego recuperaste lo que habías bajado, te pregunto ¿a caso no conviene que pruebes un plan alimentario diferente? ¿El que te convenga? ¿El que será indicado y consensuado contigo, de acuerdo a tus gustos y en el caso que no te agrade algún alimento lo converses con el profesional que elijas para bajar de peso?

Los caminos mágicos no son duraderos. La modificación de la conducta alimentaria como así también si te cuesta incorporar la actividad física, es cuestión de un trabajo conjunto y con la perspectiva de lograr en definitiva, un resultado que lo puedas mantener y cuidar… porque si es así te habrá costado y lo que cuesta se cuida…

Eso nadie lo pueda hacer por ti.

Lic. en Nutrición- Alicia Crocco-

Autora de los Libros: La Dieta Positiva, La Dieta de Alicia Crocco. Agotados: los puedes comprar alimentatuvida@aliciacrocco.com.ar

Produce, Conduce y Participa en su Programa “Alimenta Tu Vida”. Emitido los sábados a las 19:30 hs. Nos vemos en METRO (Cablevisión).