¿Por qué tener pensamientos desalentadores? ¿Por qué nos deprimimos antes de tener la seguridad de una situación?

La vida es hermosa y muchas veces nos detenemos a pensar en lo que nos falta, en situaciones que tal vez sean desalentadoras, o que de acuerdo a los resultados que estamos teniendo, suponemos que nos van a suceder cosas que no nos merecemos.

¿Por qué nos hacemos problemas antes de tiempo? ¿Por qué no utilizamos el tiempo en pensar en cosas que nos ayuden a estar bien?

Hoy es momento de pensar en positivo, de no dejarnos envolver por pensamientos negativos, por profesías autocumplidas negativas que muchas veces se hacen realidad porque nuestros pensamientos las atrapan…

Hoy es el momento de pensar que no hay que hacerse problemas, de no pensar en justificar una respuesta que según nuestro parecer, será que vendrán cosas malas en nuestras vidas que no dependen de nosotros y que por eso, la idea es de no hacerse problemas de repente.

Yo los convoco a que si tenemos problemas y debemos  esperar para saber cuál será la respuesta futura, no nos torturarnos pensando en cosas que nos ayuden a estar bien, en armonía y tener fe que después habrá momento de tomar la decisión correcta, que si nos hacemos problemas anticipadamente, dejaremos de tener  posibles momentos de felicidad que por nuestros pensamientos derrotistas, nos alejan de sentir cosas buenas.

¿Hay problemas? ¿Aún no hay soluciones? Hagamos todo lo posible para armarnos de coraje y que podamos ver que tenemos otras cosas buenas que apreciar hoy por hoy y que no las podemos ver por quedarnos envueltos en respuestas que aún no podemos obtener y nos conformamos diciéndonos “así no va a ser tan doloroso”. Esa respuesta es negativa, nada de fe, sin sentir que siempre hay posibilidades de cambios importantes, cuando hacemos lo que debemos y cuando nos dejamos guiar por Dios. El nos ayudará a resolver nuestros problemas pero debemos tener fe y esperanza y considerar que DIOS ES JUSTICIA.