La obesidad es una enfermedad hereditaria pero también puede adquirirse por los malos hábitos ya sean alimentarios y por el sedentarismo. Es una enfermedad que aumenta vertiginosamente en la población mundial. El departamento de Salud de los EEUU indica que alrededor del 60% de la población de ese país tiene sobrepeso u obesidad.

Esto lleva a la probabilidad de un aumento en la cantidad de individuos propensos a las enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, algunos cánceres y eso lleva a un aumento en el gasto de la salud.

Científicos de la Universidad de Columbia y el City College de Nueva York, han efectuado el análisis de entrevistas a más de 3.500.000 individuos realizadas entre 1993 y 2008 y llegaron a los resultados que la obesidad se es mas peligrosa para la salud que el consumo del tabaco.

EL estudio señaló que en EEUU durante ese período, la proporción de fumadores descendió un 18.5% y en ese mismo período, la obesidad en la población aumentó en un 85%. Esto llevó a la población a contraer enfermedades asociadas a la obesidad. En Argentina sucede lo mismo respecto al número de obesos y las posibles enfermedades que ello predispone.

Es necesario que tengamos presente que es un riesgo para la salud con lo cual es necesario priorizar los buenos hábitos considerando que nos ayudará a prolongar los días saludables de nuestras vidas y pensar que la comida que nos tienta no pueden ser más importante que nuestra vida.

Nota efectuada para www.minutouno.com