Ingredientes (10 porciones)

Tapa de masa para tarta rectangular light: 1 unidad

Manzana: 1 unidad

Jugo de limón: 1 unidad

Durazno en lata natural dietético: 1 unidad

Pasas de uvas sin semillas: 1 cucharada de las de sopa

Licor  amaretto: 1 copita

Agua caliente: 4 cucharadas de las soperas

Ricota descremada: 500 g

Huevos: 2 unidades

Claras: 2 unidades

Nueces picadas: 1 cucharada de las de sopa

Edulcorante: A gusto

Esencia de vainilla: 1 cucharadita de las de té

Cáscara de naranja rallada: 1 unidad

Leche descremada: 2 cucharadas de las soperas

Preparación:  Pelar la manzana, retirarle las semillas, cortarla en cubos y rociarla con jugo de limón.

Cortar el durazno en cubos pequeños.

Disponer las pasas de uva en un bol, rociarlas con el licor y con las 4 cucharadas de agua caliente. Dejar macerar durante 60 minutos.

Colocar en un recipiente  la ricota, la manzana, el durazno, los huevos, las claras, las pasas de uva con el líquido de la maceración, las nueces, el edulcorante, la esencia de vainilla y la cáscara de naranja. Mezclar.

Enharinar la mesada y estirar la masa, hasta dejarla casi transparente.

Lubricar un molde rectangular con rocío vegetal o con aceite y extraer el exceso con servilleta de papel blanco. Verter la preparación de ricota y cubrir con la masa.

Doblar las esquinas. Pincelar con leche y cocinar en horno a temperatura moderada hasta dorar, aproximadamente 30 minutos.

Retirar el budín.

Servir frío o caliente.

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.
Te espero.