Si estás realizando un tratamiento nutricional o tal vez, cuidándote en la elección de las comidas, que estas fiestas no te dispersen y te desvíen de los cuidados que pretendes tener.

El momento en el cual, eliges cosas que te apartan de tu meta, te sientes muy gustoso y no piensas en el después.

O tal vez sí piensas y eso hace que no disfrutes lo que estás haciendo. Si esto último te está sucediendo, considera que no vale la pensa que sientas culpa. Asume lo que estás haciendo y decídete a cuidar lo que estás comiendo y de esa manera no sentirás frustración después.

La idea es que, una situación u otra no haga que después de las fiestas dejes los cuidados.

TU VIDA VALE MUCHO. CUÍDALA.

FELICES FIESTAS.