• La vitamina C. La absorción del hierro presente en los vegetales mejora si se los acompaña con alimentos ricos en vitamina C (cítricos, kiwi, frutillas, tomate, pimiento, espinaca, brócoli, todos preferentemente crudos). Un estudio demostró que si se ingieren 65 mg de vitamina C por día, la absorción del hierro vegetal aumenta 4 veces, y también se incrementa la absorción del hierro animal. Esos 65 mg de vitamina C se cubren con 1 taza de brócoli o 1 naranja grande o 2 mandarinas.
  • Las ollas de hierro. Cuando se usan para cocinar, el hierro pasa a los alimentos y su absorción aumenta de 1 a 4 veces, sobre todo si la preparación incluye ingredientes ácidos, como vinagre o jugo de limón. Sin embargo, no se aconseja cocinar todas las comidas ricas en hierro en ollas de este material, ya que el exceso provocaría otra enfermedad. La recomendación es cocinar la mitad de las comidas en ollas de hierro y el resto, en ollas de otro material.

Te invito a que te hagas  fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces click y listo.
Te espero.