Salud/ Para Clarín Buena Vida

La diabetes se puede tratar para mejorar la calidad de vida a través de un buen plan alimentario, la inclusión diaria de actividad física aeróbica y el control de la glucemia. Consejos.

 

La diabetes es una enfermedad que no hay que temer sino que requiere incorporar una serie de cuidados. Hay factores de riesgo que intervienen que no se pueden modificar, como la herencia, la etnia y la edad (mayor a los 50 años). Pero no sólo los únicos.

Los factores de riesgo que sí se pueden controlar son: hábitos alimentarios, estilo de vida, exceso de peso u obesidad, mujeres con antecedentes de diabetes gestacional, con antecedentes de hijos de 4 o 5 kg al nacer (macrosómicos), personas con hipertensión arterial, con colesterol o triglicéridos elevados, personas con glucemia dudosa (llamada tolerancia a la glucosa alterada; valores superiores a los 126 mg/dl es diabetes, pero si el valor está entre 100 y 126 se considera dudosa y debe ser estudiada 1 vez al año).

Se cree que la diabetes se produce por el consumo de azúcares, sin embargo, lo que sucede es que existe una distorsión del metabolismo de los hidratos de carbono, de las proteínas y de las grasas.

Para que exista un adecuado control metabólico, es necesario que se elija adecuadamente los alimentos y las formas de preparación. La actividad física juega también un papel importante en la nivelación de la glucemia.

Para prevenir las complicaciones de aquellas personas que tienen antecedentes o que tienen más de 50 años, es necesario realizar un correcto plan alimentario guiado por un nutricionista.

Si es sedentario, piense en incorporar una actividad física aeróbica (por lo menos media hora diaria); sea optimista viendo los problemas como parte de la vida y saber que son solucionables en la medida que se los enfrente.

La diabetes es una enfermedad silenciosa que no se siente pero se padece. De ahí la importancia de los cuidados

Las estadísticas argentinas muestran que casi un 7% de la población tiene diabetes y la prevalencia se eleva a un 20% en personas mayores a 60 años. Concretamente si tenemos 40 millones de personas, hay 2.800.000 enfermos de los cuales el 90% padece diabetes tipo II y el otro 10 % son insulinodependientes.

Sólo el 50% de los afectados sabe de su enfermedad y por eso se convierte en un serio problema de salud pública. Es indispensable llevar a cabo un abordaje y tratamiento multidisciplinario en el cuidado de los pacientes diabéticos.

En Argentina, se estima que diariamente se amputan 20 piernas, la mayoría son pacientes diabéticos. Estas estadísticas van a ir aumentando año tras año si no le ponemos un freno.

Si sos diabético o tenés antecedentes familiares, deberás controlar los niveles de azúcar en sangre. Cuando son demasiado elevados, con el tiempo puede dañar los nervios o los vasos sanguíneos. Si hay daño en los nervios, puede haber pérdida de la sensación en los pies (el individuo no sentirá una cortadura, una ampolla o una llaga). Esto puede traer como consecuencia úlceras o infecciones. Si no existen los cuidados necesarios puede llegar a la amputación.

Si se dañan los vasos sanguíneos puede ocasionar que los pies no reciban suficiente sangre y oxígeno y eso hará que el pie, si tiene una llaga o una infección, sea más difícil de curar.

Si sos diabético o tenés antecedentes, cuidate y prevení la gravedad.

Consejos

– Deberás controlar los niveles de azúcar en sangre y no escapar a la consulta médica y con el nutricionista.

– Supervisá los pies diariamente.

– Tené especial cuidado con la higiene de tus pies. Lavalos diariamente con agua tibia.

– Mantené la piel humectada.

– El cuidado de tus pies hacelo a través de un profesional especializado (un podólogo matriculado que sea especialista en pie diabético), para que lime y evite las callosidades.

– Observá y tocate los pies con tus manos para ver el grado de sensibilidad.

– Cortate o hacé que te corten las uñas con regularidad.

– Comprá medias y zapatos adecuados. Sería útil que lo hagas por la tarde, cuando tenga los pies hinchados. Fijate que no tengan bordes que puedan ocasionar lesiones en tus pies. Protejé tus pies del frío y del calor. Mantené la circulación sanguínea en tus pies

No temas a la diabetes. No existen enfermedades sin tratamientos. La importancia es el tratamiento y sus cuidados. No escapes a ellos.

Cuidate y deja que el equipo de salud se ocupe de enseñarte a mejorar tu calidad de vida.

Estadísticas de la OMS:

El número de personas con diabetes ha aumentado de 108 millones en 1980 a 422 millones en 2014.

La prevalencia mundial de la diabetes* en adultos (mayores de 18 años) ha aumentado del 4,7% en 1980 al 8,5% en 2014.

La prevalencia de la diabetes ha aumentado con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos.

La diabetes es una importante causa de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores.  

Se estima que en 2012 la diabetes fue la causa directa de 1,5 millones de muertes, y que otros 2,2 millones de muertes eran atribuibles a la hiperglucemia.*

Aproximadamente la mitad de las muertes atribuibles a la hiperglucemia tienen lugar antes de los 70 años de edad. 1 Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.

La dieta saludable, la actividad física regular, el mantenimiento de un peso corporal normal y la evitación del consumo de tabaco previenen la diabetes de tipo 2 o retrasan su aparición.

Se puede tratar la diabetes y evitar o retrasar sus consecuencias con dieta, actividad física, medicación y exámenes periódicos para detectar y tratar sus complicaciones.  

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los domingos 20:00 horas. Repeticiones: lunes: 12.00 horas, martes a las 15:00 horas, miércoles:13:30 horas y sábados 17:00 horas, por Metro; www.alimentatuvida.com.