La alimentación más adecuada para el cuidado de la próstata

prostata alimentación

Hay cambios del estilo de vida que se pueden realizar con el fin de protegerse de los problemas con la próstata.
Asegurarse de saber acerca de cualquier antecedente familiar con cáncer o problemas de próstata.
Mejorar la salud de la próstata gracias al consumo de alimentos saludables, mantener el peso saludable, realizar actividad física por lo menos 4 veces por semana y visitar al médico con regularidad.
¿Cómo evitar la inflamación?
Alimentos a evitar para la próstata
• Evitar las grasas saturadas (tienen un impacto muy significativo sobre la próstata), la carne, los productos cárnicos, la leche, el queso y el yogur, los pasteles, y exceso de alcohol. Si de momento se eliminan estos alimentos, la próstata dejará de causar problemas.
Dado que las grasas saturadas son las grasas malas, se deben usar las grasas buenas: aceite de colza, de lino, de oliva, de calabaza (particularmente beneficiosa para la próstata) o de melón. Son tan beneficiosas que no se debe dudar a la hora de comer algunas semillas de estos alimentos como aperitivo o postre.
• Ingerir altos niveles de calcio durante un tiempo prolongado aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Consumirlos moderadamente aquellas comidas ricas en calcio como preparaciones con huevo, leche (con bajo contenido de grasa, descremada y entera), queso, yogur, salmón, almendras, porotos, brócoli,. Las grasas y los ácidos de grasas trans también son malos para la próstata. Reducir o eliminar las carnes y las fritas.

Los alimentos especialmente beneficiosos para la próstata
Comer bien: Asegúrate de que tu alimentación incluye variedad de frutas, verduras, proteínas magras y granos enteros.
• Come pescado con altos niveles de ácidos grasos omega-3, como el salmón y el atún. Estos alimentos ayudarán a tu próstata, así como tu corazón y a tu sistema inmunológico.
• Incluye alimentos con una gran cantidad de licopeno y capsaicina como los ajíes morrones rojos y tomates. El licopeno es lo que hace que las frutas y las verduras de color rojo, y se ha demostrado como un ingrediente para combatir el cáncer. un antioxidante muy eficaz. Se han hecho estudios en los que se ha demostrado que el consumo de tomates producía un 45% menos de cáncer que en aquellos que no los tomaban.
• Aumenta la cantidad de soja que consumes. Las propiedades de la soja, que se encuentran en muchos platos vegetarianos, ayudan a luchar contra el cáncer.
• La cebolla en particular, es un excelente anti cancerígeno, y no sólo para la próstata. Se recomiendan también todos los alimentos ricos en saponinas para evitar la aparición de un cáncer.
• Consumir alimentos ricos en saponina: las verduras en general y la soja en particular, las arvejas, las espinacas, los espárragos, los tomates, las papas, el ajo, el té verde, el ginseng y las castañas. Las saponinas se unen a las moléculas tóxicas o al colesterol y se eliminan por medios naturales.
• La col, el brócoli, el limón, las frutillas, los nabos, el té verde, la granada, ideales para estabilizar la tasa del PSA. los frutos rojos como por ejemplo los arándanos.
• Alimentación variada y equilibrada y a lo largo de la vida.
Conviene tomar suplementos de zinc. La mayoría de los hombres no toman suficiente zinc en su dieta, y los suplementos pueden ayudar a mantener la próstata sana. Las deficiencias de zinc llevan a un agrandamiento de la próstata.
• Toma de 50 a 100 miligramos de zinc al día para reducir el agrandamiento de la próstata.
• Asegúrate de hablar con tu médico sobre cualquier suplemento que estés tomando o pienses tomar.
Limita la cantidad de alcohol y la cafeína que consumes. Mantén las bebidas alcohólicas en torno a 5 por semana, y tratar de tomar tan sólo una taza de café por día.
Suplementos herbales
El licopeno, un nutriente que les da a algunas frutas y vegetales su color, es un antioxidante que combate el cáncer y que encoge la próstata, promoviendo la salud general en el órgano. Las administraciones regulares de licopeno reducen el riesgo de desarrollar cáncer de próstata y, en el caso de la existencia de un tumor, reduce la velocidad de su crecimiento. El licopeno se encuentra en grandes cantidades en la salsa para espaguetis, en la sandía, los tomates, la toronja y aderezos. El aceite de linaza, disponible en cualquier tienda de comida saludable o hierbería, ayuda a equilibrar naturalmente las hormonas de la próstata. Agrega una cucharadita de aceite de linaza a un vaso de jugo de naranja (o a cualquier otra bebida) y bébelo una vez por día. También prueba con palmito, un antiséptico y astringente natural conocido por combatir el dolor, la inflamación y el agrandamiento de la próstata. El palmito encoge naturalmente todo tejido inflamado del sistema urinario y ayuda a que el cuerpo se deshaga de toxinas y elementos irritantes a través del flujo urinario regular y sano. Según una encuesta de informe de Consumer Reports, una mayoría de hombres que ingirieron palmito dijeron que les ayudó a aliviar “algo” o “mucho” sus problemas relacionados con la próstata.

 

 

Te invito a que te hagas fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.

Si eres profesional del área de la salud, también puedes hacerte fan de Cursos Profesionales Salud (CPS), haciendo lo mismo.

Además, puedes seguir en Youtube/alimentatuvida. Podrás ver mi programa que se emite semanalmente por la señal de Cable METRO, canal 3 de Cablevisión.