¿Por qué pueden doler las rodillas?

dolor rodilla.jpg

La articulación de las rodillas es una de las más complejas del cuerpo y al mismo tiempo, una de las más propensas a lesiones. La razón puede estar en la propia forma de la rodilla, ya que es una articulación que se encuentra muy expuesta cuando se pone en movimiento, además de estar menos amortiguada que otras articulaciones como pueda ser la cadera.

Por este motivo, aunque los problemas de rodilla pueden ser resultado de lesiones como caídas, algún accidente, lesiones deportivas o enfermedades como la artritis, la gran mayoría de sus problemas aparecen cuando se somete a esta articulación a un esfuerzo mayor del que puede soportar continuado en el tiempo, porque es muy vulnerable ante sobrecargas o esfuerzos físicos, ya que soportan todo el peso de tu cuerpo. Puede aparecer dolor después una caminata larga, escalada o algún otro ejercicio repetitivo de alto impacto. Si a esto le unes que los músculos de las piernas puedan no estar bien desarrollados para soportar estos ejercicios, las rodillas sufrirán más.

Los remedios caseros para tratar el dolor de rodilla se pueden emplear cuando se trata de problemas leves relacionados con la edad, la mala postura, algún golpe o lesión menor que no presenta gravedad, o incluso cuando el dolor de rodilla se debe a causas del clima o problemas en las articulaciones y los huesos. Sin embargo no siempre se pueden prevenir las lesiones que se produzcan en la rodilla, y cualquier lesión grave en la rodilla debe ser evaluada y tratado por un médico.

Cuando no puedes soportar el peso sobre la rodilla, o ésta se ve deforme, se bloquea o suena cuando la doblas, te produce un dolor intenso aunque estés en reposo, presenta inflamación o en la zona al tacto, o el dolor sigue después de tres días de descanso y remedios caseros, debes acudir a un médico para que evalúe el posible problema.

Consejos para evitar el dolor de rodillas

Para evitar los dolores de rodilla que pueden aparecer sin tratarse de una lesión grave, puedes poner en práctica estos consejos que te ayudarán a mantenerlas en buen estado evitando posibles dolores que pueden aparecer:

1. Vigila tu peso

Si tienes un poco de sobrepeso, ten en cuenta que este exceso va a afectar a todas las articulaciones del cuerpo, y especialmente a las rodillas, ya que, simplemente con cada paso, estarás ejerciendo sobre las rodillas una fuerza igual a una vez y media el peso de tu cuerpo, y eso puede causar serios problemas en tus rodillas y representar un dolor muy insoportable.

Por eso, te conviene siempre mantener tu peso dentro de un rango saludable, y para ello, nada mejor que llevar una dieta baja en grasas y calorías, y hacer ejercicio regularmente, entre muchos otros consejos.

2. Presta atención a tus pies

No todos pisamos de la misma manera, siendo uno de las causas comunes de los problemas de rodilla la pronación, que es el movimiento del pie hacia adentro. Aunque una cierta cantidad de pronación es normal, en exceso puede causar problemas en la rodilla, ya que al dar los pasos, la rodilla sale fuera de su alineación normal y puede acabar generando el dolor de rodilla.

Para evitar este problema, puedes utilizar plantillas especiales que están específicamente diseñadas para corregir este problema y que se adaptan a tu calzado habitual.

3. Utiliza el calzado adecuado

Para evitar el dolor de rodilla es recomendable llevar el talón lo más bajo posible. El cuerpo puede tolerar un tacón de algunos centímetros, pero si utilizas tacones demasiado altos, pueden hacer que tu cuerpo se incline hacia delante al andar haciendo una mayor presión en las rodillas. Reserva los tacones más elevados sólo para ocasiones muy puntuales, y procura no abusar de su utilización.

También te conviene utilizar el calzado más adecuado en cada momento, por ejemplo, para practicar algún deporte, es mejor utilizar calzado deportivo que esté diseñado para la actividad que vayas a realizar..

6 Consejos y 10 Remedios Naturales para Combatir el Dolor de Rodilla de una Forma Natural | Mis Remedios

4. Cambia de posición

Si permaneces mucho tiempo sentado o de pie, estarás aumentando la presión en tus rodillas y eso afectará a la circulación sanguínea. Por este motivo, y para asegurar una correcta irrigación de la zona, procura cambiar de posición cada cierto tiempo, y da unos pequeños paseos para mantenerte activo.

5.Haz ejercicios de bajo impacto y estiramientos

Uno de los mayores enemigos de tus articulaciones es la vida sedentaria, ya que repercutirá de forma negativa en su buen estado. Por eso, es bueno que te animes a caminar por lo menos 30 minutos cada día a tu propio ritmo o intenta apuntarte a actividades que mejoren tu flexibilidad como el tai-chi o el yoga. Tus rodillas, y el resto de tu organismo te lo agradecerán.

6. Evita estar arrodillado

Esta posición no es buena para las rodillas, ya que todo el peso del cuerpo recae sobre ellas. Recuerda que esa pequeña articulación está soportando la presión que representa el peso de todo tu cuerpo, por lo que si permaneces de rodillas durante mucho tiempo puedes dañarlas peligrosamente.

¿Qué remedios caseros pueden aliviar este dolor?

A continuación, tienes los remedios más efectivos que puedes poner en práctica para aliviar el dolor de rodillas que no sea debido a una lesión grave, y puedes optar por utilizar uno o varios de ellos dependiendo de la causa que produzca tu dolor para lograr tu objetivo:

1. Aplica frío

Puedes poner en práctica este remedio cuando se trata incluso de esguinces o desgarros leves de los ligamentos, ya que te puede venir bien para reducir la inflamación que puede aparecer. Puedes ponerte sobre la zona afectada compresas empapada en agua fría durante unos 30 minutos, dos o tres veces al día, o si lo prefieres, puedes utilizar una bolsa de hielo, teniendo la precaución de envolverla en un paño para evitar el contacto directo con la piel. Es muy recomendable durante las primeras 48 horas después de lesionarte.

2. Aplica calor

En este caso, puedes recurrir a la utilización de compresas calientes para aliviar los dolores y la rigidez asociados a enfermedades como la artritis. También puedes recurrir a utilizar una manta eléctrica en una temperatura baja o media o una bolsa llena de semillas que se pueda calentar en el microondas y ponerla en la zona afectada durante 15 minutos, varias veces al día.

3. Alternar frío y calor

Este remedio es una combinación de los dos anteriores, y es útil para reactivar la circulación de las rodillas y aliviar el dolor. En este caso, debes alternar paños calientes y fríos durante 15 minutos sobre la zona dolorida para notar la mejoría.

4. Compresas de salvia

Si lo que te ha ocurrido es que has recibido un golpe en la rodilla pero no tienes inflamación, puedes recurrir a este remedio. Para ponerlo en práctica, vas a necesitar un puñado de hojas de salvia y un paño. Lo que tienes que hacer es envolver el puñado de hojas de salvia con el paño empapado de agua tibia, apretarlo bien y friccionarte con suavidad sobre la rodilla al menos durante 10 minutos para que las esencias de la planta penetren tu piel.

5. Áloe Vera, naranja y barro

El aloe vera tiene propiedades calmantes y anti-inflamatorias, por lo que te puede resultar de gran utilidad cuando tu dolor se produzca a causa de la artritis. Para poder preparar este remedio con alcoe vera naranja, barro y miel para la artritits de rodilla, pela y pica en trocitos una penca de áloe vera y batirla en la batidora junto con la cáscara de una naranja. A continuación, mezcla esta pasta con una tacita de miel y otra de barro, hasta formar una cataplasma que te tienes que aplicar sobre las rodillas todas las noches para notar el alivio.

6- Palta o aguaate

Aunque la paltao el  aguacate tiene un alto valor nutritivo, en este caso sólo necesitarás su hueso. Tienes que guardar y dejar secar varios huesos de aguacate en un lugar fresco y seco y triturarlos hasta que se convientan en polvo. Mezcla este polvo con miel caliente hasta que se convierta en una pasta, y aplícala en la zona afectada como si fuera una crema. Este remedio se utiliza también para calmar dolores musculares. Es muy efectivo.

7. Sales de Epsom

La Sal de Epsom contiene sulfato de magnesio, un mineral natural que gracias a sus altos niveles de magnesio, te ayudará a aliviar el dolor de rodilla.

Puedes añadir en la bañera llena de agua tibia dos tazas de sales de Epsom y tomar un baño durante al menos 15 minutos para notar los efectos.

8. Té de jengibre y cúrcuma

La cúrcuma y el jengibre son dos anti-inflamatorios naturales que te ayudarán a aliviar el dolor de rodilla, sobre todo cuando sea consecuencia de la artritis reumatoide. La cúrcuma tiene un componente activo llamado cúrcumina, que es un poderoso antioxidante y reduce los niveles de 2 enzimas responsables de causar la inflamación.

Puedes prepararte esta infusión como te contamos en nuestro remedio y tomarla dos veces al día para beneficiarte de todas sus propiedades y notar la mejoría.

9. Toma más magnesio

El magnesio es algo que nuestro cuerpo necesita ya que interviene en muchas funciones, como la relajación de los músculos y las terminaciones nerviosas, evitando la rigidez y ayudando a aliviar el dolor de rodilla. Además, ayuda a que los huesos se mineralicen, consiguiendo una mayor densidad ósea, y unos huesos en general más fuertes.

Para obtener más magnesio y aliviar así dolores producidos por la artritis, especialmente en la rodilla, puedes tomar suplementos en forma de cápsulas, y acompañarlo de una dieta con alimentos ricos en este mineral, incluyendo vegetales de hoja verde oscuro, como las espinacas, frutos secos como las nueces y legumbres, como las judías.

También puedes aplicarte directamente sobre las rodillas aceite con magnesio, que tu piel absorberá aliviando el dolor.

10. Aceite de menta y aceite de eucalipto

La menta y el eucalipto tienen sustancias analgésicas que ayudan a aliviar el dolor de rodilla. Puedes realizarte un masaje con una mezcla de aceite esencial de menta y de eucalipto, diluidos en otro aceite portador para no irritar la piel como te explico en este remedio con aceite de menta y de eucalipto. La sensación refrescante que produce este masaje puede anular temporalmente tu malestar, y crear una sensación relajante que te produzca bienestar.

Fuente: Mis remedios

Te invito invito a que te hagas fan en FACEBOOK de ALIMENTA TU VIDA y Alicia Crocco Lic. en Nutrición. Una vez que ingresas a dichas páginas, en el sector que dice “me gusta”, haces clic y listo.

Si eres profesional del área de la salud, también puedes hacerte fan de Cursos Profesionales Salud (CPS), haciendo lo mismo.

Además, puedes seguir en Youtube/alimentatuvida. Podrás ver mi programa que se emite semanalmente por la señal de Cable METRO, canal 3 de Cablevisión.