Nutrición

En qué alimentos se encuentra. Sus beneficios durante y después del embarazo.

alimentacion-produccion-serotoninay-hormonas-encargadas_CLAIMA20160327_0156_28

El aporte de zinc, ácido fólico, vitaminas B6, B12 y ácidos grasos omega 3 ha demostrado ser eficaz para prevenir la depresión posparto.

El zinc en particular se encuentra en cada una de las células del organismo. La mayor parte está en la piel, cabello, uñas, ojos y próstata.

Para qué necesitamos el zinc

– Ayuda a mantener la piel sana y a combatir el acné.

– Mejora la cicatrización de las heridas.

– Regula el sentido del gusto.

– Normaliza el sistema inmunológico. Cuando hay resfríos y se toma la cantidad necesaria puede aliviar los síntomas y ayudar en la recuperación.

– Evita las enfermedades de la vista.

– Previene los calambres musculares.

– Beneficia la memoria.

– Es indispensable para el normal crecimiento y desarrollo de los chicos.

– Mejora la fertilidad.

– Forma parte del tratamiento de la osteoporosis.

– Facilita el correcto desarrollo del feto.

– Es útil en la prevención y tratamiento de la neumonía en niños desnutridos, además de aumentar sus niveles de vitamina A.

– Evita o disminuye los síntomas de depresión posparto, entre otros trastornos.

Mira también http://www.aliciacrocco.com.ar/2016/01/que-alimentos-aumentan-las-endorfinas-y-mejoran-el-humor/

Dónde se encuentra

Fundamentalmente está presente en los alimentos de origen animal:ostras, carnes rojas magras, pollo, mariscos, vísceras, yema de huevo y lácteos.

De acuerdo con la National Library of Medicine, los suplementos de zinc fueron utilizados por los antiguos egipcios y se siguen utilizando en la medicina tradicional. Tienen muchos beneficios, pero pueden ocasionar efectos secundarios y daños. El consumo de más de 300 mg por día de zinc puede reducir la inmunidad, además de causar dolores abdominales, náuseas, irritación en la boca y un sabor desagradable

¿Quiénes son los más propensos a tener deficiencia de zinc?

– Vegetarianos o veganos estrictos. Pueden tener deficiencias al no consumir alimentos de origen animal, que son las mejores fuentes de zinc, ya que las frutas y las verduras no presentan casi nada.

– Los niños que no ingieren alimentos de origen animal son los que tienen más riesgo de presentar déficit de zinc.

– Embarazadas o en período de lactancia. A través de la placenta, mucho zinc pasa al bebé.

– Mayores de 50 años. La capacidad del organismo para absorber el zinc de los alimentos disminuye con la edad.

– Abuso de alcohol. Generalmente las personas que beben en exceso no se alimentan bien, y esto trae como consecuencia la excreción del zinc, que normalmente se almacena en el hígado.

Después del parto

El síntoma más evidente de un estado depresivo es la pérdida del placer por la ingesta de alimentos. Un grupo de investigadores británicos demostró que la deficiencia de zinc puede ser uno de los detonantes de este fenómeno.

Para prevenir la depresión posparto, estos científicos aconsejaron la suplementación de zinc durante el tercer mes de embarazo.

En la Universidad de Surrey (Reino Unido), un grupo de investigadores observaron en grupos de mujeres con depresión posparto deficiencia de zinc y disminución del gusto por los alimentos.

La administración de suplementos de zinc en el último trimestre de gestación produjo posteriormente mejoras significativas en la erradicación de la depresión, así como en la capacidad de disfrutar los alimentos adecuadamente.

En la revista Yale Journal of Biology and Medicine de la Universidad de Yale (EE.UU.) fue publicado un estudio que establece una conexión nutricional y hormonal responsable de la depresión posparto. Sus autores explican que la carencia de ciertos principios nutritivos pueden ocasionar niveles bajos de serotonina y otras hormonas encargadas de mejorar el estado anímico.

Mira también http://www.aliciacrocco.com.ar/2016/01/posparto-consejos-de-alimentacion-para-amamantar-y-adelgazar/

Recomendaciones

A pesar de que es importante aportar a nuestro organismo la cantidad de zinc adecuada, no hay que excederse, ya que puede inhibir la absorción de cobre y ocasionar anemia y/o arritmia cardíaca.

Si existiera toxicidad, lo ideal es tomar mucha agua o leche e ir a la consulta médica.

Los niveles de zinc se ven afectados en presencia de infecciones, anemia, enfermedades renales, cardiovasculares, estrés y alcoholismo. El estrés puede llegar a triplicar la pérdida de zinc.

Siempre hay que consultar al médico antes de tomar suplementos polivitamínicos. Y, en el caso de embarazo, antes de tomar cualquier tipo de medicación.

* Alicia Crocco es Licenciada en Nutrición, autora de Nutrir mi Embarazo, Ansiedad Vs. Saciedad, Creo & Adelgazo, entre otros, y de los libros digitales Postres Light, Como Bien Adelgazo Mejor. Planes A, B, C y D, etc. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los domingos 20:00 horas. Repetición: lunes 12:00 horas (mediodía), martes 15:00 horas, miércoles 13:30 horas y sábados 17:00 horas, por Metro; Canal 3 de Cablevisión y sus repetidoras www.alimentatuvida.com.