Nutrición

Van bien en panes, galletas, ensaladas y hasta bebidas. Y son ricas en sustancias antioxidantes, fibra y grasas útiles.

incorporar-licuados-ensaladas-galletas-alimentos_CLAIMA20160425_0089_28

Chía, amaranto, sésamo, lino y la lista sigue. Solas o en mix, se consiguen en dietéticas y supermercados y son fáciles de incorporar en platos y bebidas.  Las semillas son ricas en sustancias antioxidantes, en fibra, en grasas útiles. Siempre y cuando se siga una alimentación balanceada y armónica, pueden favorecer a la salud.

Mirá también:  http://www.aliciacrocco.com.ar/2013/07/quinoa-y-sus-propiedades/

Si no estás habituado a consumirlas, no empieces de un día para el otro, realizá una progresión, comenzando con una cucharadita diaria de semillas molidas en el momento para aprovechar sus propiedades hasta llegar a 4 o 6 por día. De esta forma tu cuerpo se irá acostumbrando a estos nuevos alimentos. Añadí las semillas a licuados, jugos, ensaladas, guisos, postres, pan, galletas, etc.

Aquí, algunas razones que te llevarán a incluirlas en tu dieta:

-Ayudan a depurar el organismo.

-Presentan sustancias antioxidantes, previniendo el envejecimiento prematuro celular.

-Proporcionan vitaminas y minerales, facilitando el equilibro orgánico.

-Contienen fibra: evitando la constipación y dando saciedad.

-Grasas útiles, necesarias para que el organismo cumpla correctamente con sus funciones.

-Evitan el aumento de colesterol y de triglicéridos sanguíneos.

-Favorecen la normalización de la glucemia.

¡Pero atención! Los beneficios serán posibles, siempre y cuando se siga los lineamientos de una alimentación armónica y equilibrada.

Voy a hacerte conocer las propiedades de dos de ellas:

AMARANTO

-Se utilizan las hojas, el grano y el aceite.

-Las hojas tienen abundante cantidad de proteínas, provitamina A y C, estas dos últimas, poderosos antioxidantes.

-Contiene fibra que depura el cuerpo, evitando el estreñimiento y favorece el adelgazamiento.

-El grano es similar a los cereales integrales. En él existe una mayor cantidad de proteínas (en forma de aminoácido: lisina), cuya cantidad es superior a la que se encuentra en el arroz.

-Alto aporte de hidratos de carbono de lenta absorción.Grasas saludables, superior a las de otros granos (ácido linoleico y oleico), que favorecen al funcionamiento cardíaco.

-Ayudan a aumentar el colesterol bueno HDL, por la presencia del ácido oleico y disminuyen el colesterol total. El ácido linolénico actúa a nivel de los triglicéridos, favoreciendo su eliminación.

-Proveen vitaminas A, B, C, B1, B2, B3; ácido fólico, necesario para mujeres embarazadas y aquellas que planifiquen anticipadamente su embarazo. Además, niacina y minerales como el hierro, calcio y fósforo.

-El aceite de amaranto previene enfermedades cardiovasculares por la presencia de las flavonoides (sustancias antioxidantes).

-Previenen el cáncer de colon.

-Evita la osteoporosis, la diabetes mellitus, la obesidad, la hipertensión arterial y la diverticulosis por la presencia de fibra evitando la constipación.

¿Cómo lo podemos utilizar? Las semillas y su harina en sopas, salsas, compotas, lácteos.

SÉSAMO

-Presentan diversas propiedades medicinales.

-Facilita la reducción del colesterol plasmático y esto se debe al aporte de grasas beneficiosas, además por la presencia de lecitina.

-Debido al aporte de fibra evita el estreñimiento y las enfermedades crónicas.

-Elevada cantidad de proteínas (metionina: aminoácido esencial).

-Minerales: calcio, zinc y hierro.

Acostumbrate a incluir las semillas, pero es necesario que las muelas en el momento para aprovechar los aceites esenciales.

* Alicia Crocco es Lic. en Nutrición. Autora de libros editados y digitales. Conduce y participa activamente en su programa Alimenta Tu Vida, los domingos a las 20:00. Repetición: lunes 12:00 (mediodía), martes 15:00 , miércoles 13:30 y sábados 17:00, por Metro y sus repetidoras; www.alimentatuvida.com.​