El fucus es un complemento dietético que lo utilizan para adelgazar, sin basamento científico, que puede traer consecuencias a la salud.

Alga parda, que puede alcanzar casi el metro de altura.

De su tallo se extraen principios nutritivos saludables: vitaminas: A, C, E y B2. Además, yodo, sodio, potasio, hierro, magnesio, cobre, cloro silicio, litio, boro, níquel,  zinc, cobalto y fósforo.

En su composición química presenta algina: sustancia que ayuda a la absorción de agua (100 veces de su propio peso).

Su peso seco está entre el 18 y el 30%.

El fucus es rico en manitol: hidrato de carbono que favorece la diuresis y ayuda a la evacuación intestinal.

Estimula la glándula tiroidea por la presencia de yodo, muy útil en casos de bocio.

El fucus es utilizado en tratamientos para la obesidad, no obstante no hay documentación científica que acredite la efectividad de esta alga.

Su uso está contraindicado en tratamientos con hormonas tiroideas o con agentes antitiroideos, para la ansiedad, insomnio, taquicardia, hipertensión arterial y cardiopatías.

Quienes la utilizan para adelgazar se basan en sus tres componentes: abundante yodo, que estimula el metabolismo (al actuar sobre las tiroides), por la presencia de vitaminas que sirven de suplemente para las dietas bajas en calorías y por la presencia de algina, sustancia que tiene la acción de atraer agua, es mucilaginosa que produce saciedad y reduce el apetito.

Pero estas algas hay que conocer cuáles son los efectos potencialmente secundarios que se convierte en un verdadero problema de salud pública.

Las algas, entre ellas el fucus, son una de las fuentes por excelencia de yodo, y que la administración en grandes cantidades y su utilización a largo plazo a pesar de tomas pequeñas en personas con hipersensibilidad puede causar síntomas de hipertiroidismo que generalmente se manifiesta en forma de ansiedad, insomnio, taquicardia y palpitaciones.

Además, dada la variabilidad en cuanto al contenido en yodo que presentan los diversos preparados comerciales, se aconseja adquirir este complemento dietético sólo bajo prescripción de un especialista.

Fuente: consumer.es

El fucus tiene propiedades sin dudas, lo que te recomiendo es que consultes con un especialista en fitoterapia. Es importante tener en cuenta que para tener salud, si hay alguna dolencia deberás recurrir al especialista. En este caso, si quieres adelgazar, es necesario que hagas una consulta con un Lic. en Nutrición, que hagas cambios importantes en tus hábitos alimentarios y en el estilo de vida. Nada es mágico y si sigues esto podrás tener consecuencias a tu salud.

http://www.aliciacrocco.com.ar/2016/09/inbody-bioimpedanciometria/