embarazo-mercurio

Antes se recomendaba limitar el consumo de pescados y mariscos durante el embarazo, debido al riesgo de contaminación que tienen los frutos del mar, especialmente con mercurio.

La toxicidad del mercurio depende de su forma química, tipo y dosis de exposición y edad del consumidor.

Su forma orgánica (metilmercurio) posee una elevada toxicidad, se disuelve fácilmente en la grasa y atraviesa la barrera hemato-encefálica y la placenta, pudiendo provocar alteraciones en el desarrollo neuronal del feto y en niños de corta edad.

El metilmercurio se encuentra mayoritariamente en pescados y mariscos, donde puede llegar a representar más del 90% del mercurio total derivado de la contaminación medioambiental.

Los peces acumulan mercurio en su organismo a lo largo de su vida; esto ocurre especialmente en aquellas especies de gran tamaño, como los grandes depredadores. El hecho de que estos grandes depredadores suelan ser migratorios hace que no sea posible excluir los pescados de las aguas menos contaminadas.

Como se expresa al comienzo de la nota, esto hacía que tiempo atrás se indicara no consumir pescados y mariscos durante la gestación. Debido a estas recomendaciones, muchas mujeres gestantes no ingerían ni la cantidad mínima recomendada, lo que ha perjudicado a sus bebés, ya que el pescado y el marisco son alimentos necesarios para el organismo por su aporte en ácidos grasos omega-3 —esenciales para un adecuado desarrollo neuronal del feto, como ya vimos—, proteínas, vitaminas y yodo.

Un estudio realizado en la Facultad de Medicina de Harvard asegura que para aumentar las capacidades cognitivas del bebé, la madre debe comer pescado durante todo el embarazo; diferentes investigaciones han demostrado que consumirlo durante el embarazo 2 o 3 veces por la semana puede producir efectos positivos sobre el desarrollo neurológico del niño, su capacidad motora, su memoria y su expresión verbal. Sin embargo, hay que saber qué tipo de pescados se pueden incluir semanalmente.

Entonces, si consumes pescados y mariscos durante el embarazo, tené por seguro que podrás beneficiarte con los nutrientes que estos alimentos aportan, pero hay algunas recomendaciones que debes considerar para no hacer de su consumo una desventaja, para vos y para tu bebé.

Es cierto que, debido a la contaminación en océanos, ríos y arroyos, algunas especies de pescado que contienen metilmercurio, entre ellas el pez espada, el pez emperador, el bonito, la caballa; sería mejor limitar su consumo a una vez por semana.

Los pescados más recomendados por su bajo nivel de mercurio son el camarón, el atún claro enlatado, el salmón y las sardinas.

Es preferible retirar la piel de los pescados y no consumirlos crudos, sino cocinarlos muy bien; de esa manera, se eliminan sus contaminantes.

Recomendaciones de consumo de pescado para poblaciones sensibles, respecto de la presencia de mercurio

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (European Food Safety Authority —EFSA—) y la Dirección General de Sanidad y Consumo (DGSANCO) de la Comisión Europea informan sobre el metilmercurio que se encuentra en los pescados y productos pesqueros.

Publicaron las recomendaciones del consumo para los grupos más vulnerables de población (mujeres en edad fértil, embarazadas o en período de lactancia y niños). Estas sirvieron de base a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) para publicar en su sitio Web una nota informativa sobre mercurio y metilmercurio en productos pesqueros en 2008.

El Comité Científico de la AESAN (2010), aprobó un “Informe en relación a los niveles de mercurio establecidos para los productos de la pesca”. En este informe se estima que:

Una mujer embarazada (de 60 kg) que ingiera una ración (100 g) de pez espada a la semana superaría la ingesta máxima tolerable de metilmercurio.

  • Un niño de entre 7 y 12 años (35 kg) puede consumir sólo media ración (50 g) de pez espada a la semana y ningún otro de los pescados grandes en esa misma semana.

Lee también: http://www.aliciacrocco.com.ar/2014/03/embazarazadas-que-cantidad-de-grasas-deben-consumir-diariamente/

Por ello se procedió a actualizar las recomendaciones realizadas a los grupos de población vulnerables.

En términos de beneficio-riesgo, la AESAN considera que el pescado es una parte importante de una alimentación saludable. Esto se debe, básicamente, a la calidad de su proteína y su grasa, con aminoácidos esenciales en cantidad más que adecuada, escasa cantidad de grasas saturadas y una importante proporción de ácidos grasos omega-3 y de vitaminas A, D, E, B6 y B12.

Sin embargo, se recomienda precaución a las mujeres embarazadas o que puedan llegar a estarlo, las mujeres durante la lactancia y los niños de corta edad (entre 1 y 30 meses). A este grupo de población se le recomienda consumir una amplia variedad de pescados, evitando las especies más contaminadas, cuyo consumo debe limitarse:

 

Pescados Mujeres en edad fértil,embarazadas o en período delactancia Niños <3 años Niños 3-12 años
Pez espadaTiburónAtún rojo*Lucio Evitar su consumo. Evitar su consumo. Limitar a 50 g por semana o100 g cada 2 semanas(no consumir ningún otro de lospescados de esta categoría en la

misma semana).

 

* Thunnus thynnus (especie grande, normalmente consumida en fresco o congelada y fileteada).

Lee también: http://www.aliciacrocco.com.ar/2015/01/embarazo-sustancias-que-obstaculizan-absorcion-del-hierro/

Por eso en las mujeres embarazadas es necesario el consumo y suplementación de ácidos grasos omega-3 DHA, para un correcto desarrollo de la visión del bebé y un mejor coeficiente intelectual y desarrollo cognitivo. Además, estos nutrientes ayudan a prevenir alergias y asma; y reducen la probabilidad de preeclampsia (hipertensión arterial, edemas, presencia de proteínas en la orina y aumento excesivo de peso, puede preceder a una eclampsia), parto prematuro y depresión posparto.

La eclampsia en el embarazo o en el puerperio, se caracteriza por convulsiones seguidas de un estado de coma, suele ir precedida de otras afecciones como hipertensión arterial, edemas o presencia de proteínas en la orina.

El pescado es un superalimento. No obstante, si estás en edad fértil, embarazada o en período de lactancia o tenés niños pequeños, deberás tener en cuenta la frecuencia de consumo de aquellos pescados cuyo contenido es elevado en mercurio, considerá que deberas suplementar tu alimentación con ácidos grasos omega-3 DHA para que tanto vos como tus hijos pequeños prevengan toxicidad.

Te invito a que veas el programa de TV: ALIMENTA TU VIDA, que se emite los domingos a las 20:00 horas. Metro: Canal 3 de CableVisión, 413 de TeleRed y 511 de TeleCentro Digital.

Que te hagas fan de ALIMENTA TU VIDA (con mayúsculas, página oficial) y de Alicia Crocco Lic en Nutrición en Facebook.