Nutrición

Google lo incluyó en su informe de tendencias culinarias. Y estrellas como Gwyneth Paltrow promocionan la bebida del momento: el cúrcuma latte. Sus propiedades.

popularizo-ultimos-tiempos-europa-unidos_claima20161207_0216_28

El cúrcuma latte (o leche dorada) se popularizó en los últimos tiempos en Europa y Estados Unidos.

La cúrcuma es originaria de la India y el sudeste asiático y está ligada a sus platos desde la Antigüedad, pero este año Google le dio un lugar en su informe de tendencias culinarias.

En la actualidad se cultiva en la mayoría de los países, sobre todo en las regiones cálidas y húmedas. Se utiliza en gastronomía como especia para realzar el sabor y aroma de las preparaciones, además como aditivo alimentario en la preparación de la mostaza. Es de color amarillo y el ingrediente principal del curry.

Su componente activo principal, la curcumina, es un poderoso antioxidante y antiinflamatorio, está en estudio para el tratamiento de cáncer, la enfermedad de Alzheimer, la fibrosis quística y la psoriasis, según el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos.

Propiedades que se le atribuyen:

• Es útil para acompañar tratamientos de enfermedades cardiovasculares, diabetes, artritis, enfermedades neoplásicas como el cáncer, enfermedad de Alzheimer y Parkinson.

• Cuando se cocinan los alimentos a altas temperaturas, se producen sustancias (aminas heterocíclicas) que favorecen la producción de cáncer. Los antioxidantes presentes en las especias, frutas y el té pueden inhibir su formación. Los mejores son la cúrcuma y el romero, altamente preventivos de la formación de estas sustancias dañinas de la salud.

• Favorece el control de la presión arterial, el arrastre de colesterol sanguíneo y la inmunidad.

• Efecto antimicrobiano.

• Antiulcerosa.

• Mejora el estado anímico.

• Reduce dolores.

• Es útil para los trastornos digestivos debido a que estimula las secreciones y facilita la digestión. Indicada para casos de dispepsia, falta de apetito, digestión lenta y gastritis.

Pese a todas las propiedades que se le atribuyen a la curcumina, el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa sostiene que existen pocos ensayos realizados y pocas evidencias confiables sobre el rol de cúrcuma en la prevención de enfermedades.

Uno de esos estudios fue realizado por expertos de la Universidad de Granada que investigaron los componentes presentes en la especia: los curcuminoides, cuyo principal componente es la curcumina que presenta efectos favorables para la salud. Los autores destacan su capacidad antioxidante in vitro o a través de la ingesta de suplementos, ya que el consumo al ser utilizado como condimento es bajo. Su uso como condimento, sostienen, es seguro ya que no se detectaron efectos colaterales (sólo puede existir la probabilidad de estimular la formación de cálculos renales en personas propensas). Las embarazadas deberían evitarlo.

En el último tiempo, en Europa y Estados Unidos se popularizó el cúrcuma latte (o leche dorada) como una súper bebida, de la mano de estrellas que promueven estilos de vida saludable como Gwyneth Paltrow. En su sitio Goop se ofrecen recetas que incluyen jengibre, leche de almendras, aceite y azúcar de coco y una pizca de sal.

Otra opción para ingerirla en infusión es el té de cúrcuma. ¿Cómo prepararlo? Colocar ½ cucharadita de las de té de cúrcuma en polvo en una taza de agua. Cocinar a fuego lento durante 10 minutos. Colar y tomar caliente.

La cúrcuma se vende como especias secas. Se puede conseguir la raíz, que es similar al jengibre.

La Universidad de Maryland realizó una guía de dosificación para adultos: – Corte de raíz: 1.5- 3 g/ día.

– Raíz seca en polvo: 1- 3 g/ día.

– Extracto fluido (1:1): 30- 90 gotas/ día.

– Tintura de cúrcuma (1:2): 15- 30 gotas, tomadas 4 veces/ día.

– Dosis sugeridas para suplemento de curcumina estandarizada de 400-600 mg, 3 veces/ día. La recomendación es optar con un 95% de curcuminoides. Hay que asegurarse de que el producto contenga piperina o pimienta negra extracto añadido.

La sugerencia, no obstante, es siempre consultar al médico especialista. Hay investigaciones en curso, pero todavía no hay suficiente evidencia científica que vincule a la cúrcuma con la prevención o curación de enfermedades.

El Dr. Odile Fernandez Martinez, informa en su libro sobre recetas anti cáncer, que la Cúrcuma para que se absorba a nivel intestinal se la debe mezclar con una pizca de pimienta negra y aceite de oliva, en una cantidad de una cucharadita de las de café  o sea 5 g al día.- Su eficacia se incrementaría si se toma junto al té verde.

* Alicia Crocco es licenciada en Nutrición y autora de varios libros. Conduce y participa activamente en el programa Alimenta tu vida, los domingos a las 20 por Metro (lunes a las 12, martes a las 15, miércoles a las 13.30 y sábados a las 17).