¿Por qué no soñar?

exito excusas

Muchas veces soñamos cosas que nos parecen imposibles y eso hace que nos apartemos de lo que realmente anhelamos. Decimos que los sueños solo son sueños. Pero… ¿realmente esto es así? ¿Acaso no sería interesante seguir el impulso que hace que podamos hacer realidad lo que en nuestras mentes tenemos como algo inalcanzable? ¿Puede ser que muchas veces dejemos de luchar por miedo al fracaso? ¿Por qué no seguir volando con nuestra imaginación y trabajar lo que en ella vemos?

Si tomamos nuestros sueños como desafíos y no como imposiciones y presiones; si luego de un proceso de luchar por lo que deseamos, podemos comprobar que no tiene sentido nuestra lucha, hagamos de nuestros sueños un hermoso paraíso que nos haga pensar que hay cosas del proceso que debemos cambiar y al que, tal vez, en otro momento podamos llegar.

No cerremos nuestra mente ni permitamos que nuestros sueños se vean obstruidos. Luchemos por alcanzarlos, por más grandiosos que sean. La lucha tiene un sentido: el no dejarnos la duda de que tal vez los podríamos alcanzar.

El éxito no viene solo.

 

Una persona exitosa muchas veces fracasa en sus intentos, pero no se da por vencida en el camino que decidió seguir. Por eso, es importante dejar la inercia y los pensamientos “facilistas” que hacen que no avancemos en nuestras vidas, para ir emprendiendo nuevos horizontes de éxito y de felicidad por lo logrado.

Texto extraído del libro: Ansiedad Vs. Saciedad