Pimienta negra:

Estudios científicos provenientes de Corea del sur y publicados en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, atribuyen a la pimienta negra la propiedad antigrasas.

Un principio activo la piperina que se encuentra en la pimienta, le atribuyen evitar la formación de nuevas células grasas, entre otras.      

Pimienta de cayena:

Estimula la circulación sanguínea, se puede combinar con hierbas medicinales para que potencien el efecto. La capsaicina es la que estimula la circulación sanguínea y favorece la digestión a través de la producción de saliva y enzimas digestivas- Además induce al cerebro a producir endorfinas: hormonas que nos ayudan a sentirnos felices…