pizza rucula

Ingredientes:

 

Clara de huevo: 2

Ricota: 500 g

Polvo de hornear: 1 cucharadita de las de té

Leche en polvo descremada: 1 cucharada de las de sopa

Sal: 1 pizca

Pimienta: a gusto

Tomates: 500 g

Cebolla: 400 g

Rúcula: 500 g

 

Preparación: Batir las claras de huevo hasta que estén bien blancas y espumosas.

Mezclar la ricota. La masa quedará un poco pegajosa.

Incorporar el polvo de hornear, la leche en polvo y mezclar bien hasta obtener una masa homogénea. Condimentar.

Colocar la mezcla en una pizzera previamente atomizada con aceite y extrayéndole el excedente con una servilleta de papel blanco.

Llevar a horno medio durante 20 minutos hasta que se note que quedó bien firme.

La idea es que se cocine a fuego suave sin apurar la cocción así permitimos que la masa se deshidrate bien y quede firme.

Cubrir la pizza con muzzarella rallada y llevar al horno de nuevo hasta que se derrita bien.

Sacar del horno, cubrir con rodajas de tomate, cebolla y rúcula previamente lavada y escurrida.

 

 

Nota: Para poder rallar bien la muzzarella, lo ideal es que esté bien fría, colocar durante 30 minutos en el frízer así queda bien firme.
Información para diabéticos:

La pizza de 8 porciones. El cálculo es de 1 porción.

Hidratos de carbono: 15 g

Proteínas: 13 g

Grasas: 8 g
Valor calórico: 180 calorías.

Los valores son aproximados.