Bajar de peso

Hambre o ansiedad

Cada año, al menos 2,8 millones de personas mueren en el mundo por exceso de peso u obesidad, que conducen a otras enfermedades: cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2 especialmente, llevando a una epidemia con elevados costos para el sistema sanitario. Esto lo afirma la OMS.

Un trabajo realizado por investigadores en EEUU y publicado en la revista  Proceedings of the National Academy of Sciences, han probado en ratones de laboratorio, un inhibidor de la gherina: hormona que estimula el apetito. Buscan el efecto que ocasionan las dietas ocasionando rebotes de peso, después de varios intentos para bajar de peso. Señalan la importancia de comprobar estos resultados en seres humanos.
Proponen la combinación de reducir las calorías con una inyección de hormona del hambre que puede a largo plazo lograr, cambios muy importantes.

¿Por qué las personas luego de hacer tratamientos nutricionales recuperan el peso perdido o mucho peor aumentan mucho más?

Esto se debe a que no se afianzaron los cambios en los hábitos alimentarios y el estilo de vida y además se debe a que se desencadena un aumento de la grelina: hormona que produce hambre.

En los obesos existe una marcada repercusión metabólica que provoca ansiedad.

¿Cómo funciona? Luego de la pérdida de peso que fuera importante, el organismo comienza a producir mucha ghrelina, generando una mayor atracción por la comida. Los científicos diseñaron un método para “silenciar” a la hormona del hambre, inyectando una sustancia inhibidora llamada butiril colin esterasa.

En ratones ex-obesos comprobaron que una sola inyección de este “fármaco experimental” mantiene el peso corporal de los animales y no volvieron a engordar, lo cual hace pensar positivamente de encontrar el camino para calmar o erradicar la ansiedad.

¡Qué interesante parece este estudio! Lo que nos tendríamos que preguntar es ¿por qué buscar siempre lo mágico? ¿lo extraño? ¿Por qué permitir introducir de por vida sustancia extraña en el organismo? ¿Por qué no lograr trabajar con la mente y con un equipo multidisciplinario que ayude a que los obesos cambien sus hábitos alimentarios se muevan más y no sean negativos y tengan herramientas que los lleve a no negar la situación y enfrentarla?

La ansiedad tiene un período de tiempo que dura aproximadamente de 15 a 20 minutos. Por eso, la propuesta es que comamos despacio, que mastiquemos bien, que no salteemos las comidas y de esa manera vamos a poder manejar las compulsiones.  

También hay que destacar de todo esto, que hay alimentos que son drogas alimentarias. Que son el 80% de los alimentos industrializados. Por eso es importante leer las etiquetas nutricionales, específicamente los ingredientes, aquellos que son desconocidos, duda y consulta para enterarte de qué se trata.

 

 

Click edit button to change this text.