Apto para celíacos, obesos y diabéticos

Bizcochuelo con semillas de algarroba. SIN TACC

Ingredientes: 10 porciones

 

Huevos: 4

Garbanzos (crudos): 250 g

Harina de quinoa: 400 g

Stevia en hojas: 20 g

Levadura de cerveza en polvo: 3 g

Semillas de algarroba remojadas y trituradas: 100 g

Nueces peladas y troceadas: 100 g

Canela, ralladura de naranja, cardamomo, jengibre, esencia de vainilla: A gusto

 

Preparación: Precalentar el horno a 180°C.  

Batir los huevos y añadir los garbanzos previamente hidratados y cocidos y la harina de quinoa. Batir manualmente o con batidora eléctrica muy bien hasta que quede una textura fina.  Añadir las hojas de stevia trituradas y la levadura de cerveza en polvo. Agregar las semillas de algarroba previamente remojadas y las nueces troceadas, algunas o todas las especias sugeridas para disimular todavía más el sabor a garbanzo, que ya va a desaparecer gracias a las semillas de algarroba. Preparar un molde. Atomizar con 1 cucharadita de las de té de aceite, retirar el excedente con servilleta de papel blanco. Llevar al horno y dejar unos 40 minutos a 180º C. Sacar del horno y lo dejar enfriar encima de una rejilla.

 

Información nutricional: 1 porción

 

Hidratos de carbono: 13.4 g

Proteínas: 10.7 g

Grasas: 9.2 g

Valor energético: 250 calorías

Estos valores son aproximados.