Sin agrotóxicos

Alimentos orgánicos más saludables

 

Los alimentos orgánicos  son aquellos que se cultivan, crían y procesan utilizando métodos naturales y cuyo principal objetivo es lograr un productos alimenticios que no contengan aditivos químicos ni compuestos sintéticos, favoreciendo las practicas benéficas para el medio ambiente mediante el uso de sistemas no contaminantes.

El objetivo es obtener alimentos más sanos para los consumidores, para los trabajadores y para el ecosistema.

Es condición necesaria que los alimentos orgánicos no contengan agroquímicos ni pesticidas, y se prohíbe expresamente el uso de plantas o semillas transgénicas (semillas modificadas genéticamente para una mejora en la producción, logrando que sean mas aptas a los suelos y condiciones climáticas o a las plagas) 

Tener en cuenta:

1- Busca la etiqueta de orgánico en los productos. Comprar alimentos orgánicos es la primera línea de defensa para reducir la presencia de pesticidas dañinos como los residuos de glifosato. Sin embargo, sé un consumidor cuidadoso e informado mientras buscas estás opciones en el supermercado.

  • Existen dos tipos distintos de etiquetado de orgánico. Puedes comprar alimentos orgánicos o alimentos 100 % orgánicos. Ambos poseen ciertas diferencias que debes tener en cuenta. Lo ideal es comprar solo alimentos 100 % orgánicos.[11]
  • Cuando ves la etiqueta de 100 % orgánico, esto significa que el producto y todos sus componentes cumplen con las leyes de etiquetado orgánico de la USDA (departamento de agricultura de los Estados Unidos). Si la etiqueta solo dice “orgánico”, esto quiere decir que únicamente el 95 % del producto o sus ingredientes necesitan ser orgánicos.
  • Aunque podrías encontrarte con otros tipos de etiquetas (como “totalmente natural”), solo elige los que indican ser 100 % orgánicos. La frase “totalmente natural” no cuenta con una definición legal y por ende, dichos artículos aún podrían contener alimentos convencionales o con restos de pesticidas.

2- Lee la lista de ingredientes. A la hora de buscar alimentos y revisar las etiquetas, es importante que también revises la lista de ingredientes. Esto es fundamental cuando intentas evitar los residuos de glifosato.

  • Desafortunadamente, el herbicida Roundup que contiene glifosato es usado en muchos cultivos a nivel mundial. Dichos cultivos no siempre se consumen de forma directa. Pueden usarse para los aceites, elaborar otros alimentos (como el pan) o en la comida para animales.
  • Familiarizarte con los artículos que contienen glifosato te ayudará a escogerlos de una lista de ingredientes, de modo que puedas evitar comprar alimentos elaborados con ingredientes contaminados.
  • Los ingredientes comunes que podrían incluir niveles elevados de residuos de glifosato son el aceite de canola, el aceite vegetal, el aceite de soya y los productos del maíz (por ejemplo, el aceite de maíz o el almidón de maíz).
  • Échale un vistazo a toda la lista de ingredientes (ubicado cerca de cuadro de información nutricional) y busca cualquiera de estos artículos. Si aparecen como un ingrediente, debes evitar ese producto.

 

3- Compra productos orgánicos económicos. Muchas personas no compran alimentos orgánicos porque son más costosos que los convencionales. Sin embargo, puedes usar algunos trucos para comprar productos orgánicos sin pagar más dinero.

  • Piensa en comprar productos orgánicos de marcas propias de los supermercados. En la actualidad, muchas grandes cadenas de supermercados ofrecen su propia marca de productos orgánicos. Por lo general, sus precios son cercanos a los artículos de marcas convencionales.[12]
  • El mercado de productores es otro lugar en el que puedes encontrar productos agrícolas orgánicos más económicos y cultivados a nivel local. Compra todos los artículos que puedas de allí.
  • Incluso podrías cambiar de supermercado. Existen tantas tiendas variadas que puedes encontrar algunas especializadas en alimentos orgánicos y con precios económicos.

Consejos

  • Los residuos de glifosato son dañinos para los humanos. Infórmate bien sobre este herbicida y haz lo posible por minimizarlo en tu dieta.
  • La mejor estrategia para reducir todos los pesticidas en tu dieta es comprando productos 100 % orgánicos.

 

Fuente: WikiHow