Evitar glifosato y pesticidas

1- Compra alimentos 100 % orgánicos. Una forma muy fácil de eliminar los residuos de glifosato y otros pesticidas de tus alimentos es comprar productos orgánicos. Las leyes de etiquetación exigen que dichos alimentos incluyan en el paquete cierta descripción respecto al uso de pesticidas.

  • Para reducir de forma automática la cantidad de residuos de pesticidas, definitivamente debes elegir las frutas y verduras 100 % orgánicas, ya que muchos pesticidas se utilizan para el cultivo de estos productos.
  • Asimismo, compra carnes y aves de corral 100 % orgánicas. Aunque los pesticidas no se usan en los animales, sí se utilizan en su alimento (por ejemplo, las plantas de maíz o soja). Esto permite que los pesticidas se introduzcan en la carne y la piel del animal.
  • También es buena idea comprar granos 100 % orgánicos (por ejemplo, el trigo o la quinua), puesto que algunos de estos alimentos también se han relacionado con un contenido elevado de residuos de glifosato.

 

2- No compres alimentos conocidos por sus niveles altos de glifosato. Existen muchos pesticidas distintos y suelen usarse en los suministros alimenticios. Sin embargo, existe un grupo muy específico de alimentos que contienen niveles elevados de glifosato.

 Evita específicamente los siguientes artículos debido a que contienen cantidades muy altas de residuos:

  • soja (esto incluye los productos de soja y el aceite de soja o el aceite vegetal)
  • maíz y aceite de maíz
  • semillas de canola utilizadas en el aceite de canola
  • remolachas y azúcar de remolacha
  • almendras
  • arvejas secas
  • zanahorias
  • quinoa
  • batatas

 

3- Evita los productos agrícolas del extranjero. Por ejemplo, en los Estados Unidos muchas fuentes de productos agrícolas provienen del extranjero durante los meses invernales. Si bien esto amplia la variedad de frutas y verduras disponibles, podrías terminar ingiriendo grandes cantidades de residuos de pesticidas.

  • En comparación con los Estados Unidos, otros países permiten un nivel más elevado de residuos debido a que siguen distintas normas en cuanto al uso de pesticidas y los niveles aceptables o tolerables de los mismos.
  • Por eso, siempre busca la etiqueta del país de origen en tus productos agrícolas. De este modo, sabrás en qué lugar fueron cultivados.
  • Lo mejor es optar siempre por los mercados de productores locales o comprar alimentos que se promocionan como cultivados a nivel local.

 

4- Piensa en cultivar parte de tus alimentos. Muchas personas consideran que además de comprar productos agrícolas orgánicos, es bueno cultivar parte de tus alimentos. Esto te permite saber con exactitud qué tipos de alimentos estás cultivando (por ejemplo, si se trata de una planta de variedad nativa o de una planta genéticamente modificada) y no usas ningún pesticida.

  • Si dispones de espacio, considera empezar a cultivar un jardín pequeño. Asegúrate de elegir un lugar que reciba mucha luz del sol. Planta verduras o frutas que comas con frecuencia o que sean conocidas por su alto contenido de pesticidas (por ejemplo, el apio o las fresas).
  • Si no tienes un patio trasero o un amplio espacio, prueba la jardinería en macetas. Muchas plantas de frutas y verduras se desarrollan bien en macetas, siempre y cuando reciben una cantidad aceptable de luz solar y sean regadas regularmente.

 

5- Consume una dieta variada. Te sorprenderá saber lo útil que puede ser una dieta variada para reducir la cantidad de residuos de glifosato y otros residuos de pesticidas que consumes. Este es un buen truco a tener en cuenta para disminuir tu riesgo de exposición.

  • Si bien el glifosato se usa en muchos tipos de cultivos (al igual que otros pesticidas), muchos agricultores prefieren un tipo de pesticida por cultivo.
  • Por ejemplo, podrían usar el herbicida Roundup (que contiene glifosato) en su maíz, pero aplicar otro totalmente distinto en sus árboles frutales.
  • Llevar una dieta variada disminuye el riesgo de sobreexposición a un tipo de pesticida en particular.
  • Además, así tendrás acceso a una mayor variedad de nutrientes y mantendrás una dieta bien equilibrada.

 

6- Mantente informado de las últimas noticias e investigaciones respecto al tema.Si buscas evitar los pesticidas en tus alimentos (sobre todo los dañinos como el glifosato), es importante mantenerte actualizado con las últimas investigaciones relativas al uso de dichos químicos.

  • La FDA (Agencia de alimentos y medicamentos), la EPA (Agencia de protección ambiental) y otras organizaciones estadounidenses informan regularmente a los consumidores sobre dónde están presentes dichos pesticidas, qué alimentos contienen los niveles más elevados y de qué manera puedes minimizar el riesgo de ingerirlos.
  • Si vives en los Estados Unidos, un excelente recurso que puedes usar es el Centro de información nacional de pesticidas, ya que ofrecen información e investigaciones respecto a todos los pesticidas usados en este país.
  • Puedes registrarte para recibir avisos por correo electrónico o consultar de forma regular dichas páginas web para informarte respecto al uso del glifosato y otros pesticidas.

Fuente: WikiHow