El Hipotiroidismo

Hipotiroidismo ¿Qué es?

Es un trastorno de la tiroides que afecta a las glándulas tiroides y provoca que se produzca una menor cantidad de hormonas tiroideas (tiroxina y triyodotironina) de lo habitual. Las hormonas tiroideas son las encargadas de estimular distintos tejidos del cuerpo para que produzcan proteínas  y de aumentar la cantidad de oxígeno que usan las células.
El hipotiroidismo es más frecuente en las mujeres de edad avanzada. Por eso los médicos recomiendan que se realicen estudios para detectar este trastorno dentro de los estudios anuales.
Algunos médicos recomiendan a las mujeres embarazadas o en búsqueda que también se realicen análisis para descartar esta enfermedad.

Síntomas:

  • Aumento o descenso de peso inexplicable.
  • Sensación de frío.
  • Debilidad muscular.
  • Estreñimiento.
  • Depresión.
  • Palidez, piel amarilla y seca.
  • Retención de líquidos.
  • Caída del cabello.

 

Diagnóstico

El diagnóstico del hipotiroidismo se realiza sobre la base de los síntomas y los resultados de los análisis de sangre que miden el nivel de TSH y, a veces, el nivel de otra hormona tiroidea llamada tiroxina.

Un nivel bajo de tiroxina y un nivel alto de TSH indican que la tiroides es hipoactiva. Esto se debe a que la glándula hipófisis produce más TSH en un esfuerzo por estimular la glándula tiroides para que produzca más hormona tiroidea.

En el pasado, los médicos no eran capaces de detectar el hipotiroidismo hasta que los síntomas eran bastante avanzados. Actualmente, mediante el uso de la prueba sensible de TSH, los médicos son capaces de diagnosticar trastornos de la tiroides de manera mucho más precoz, incluso antes de que se presente algún síntoma. Dado que la prueba de TSH es la mejor prueba de detección, probablemente tu médico revise primero la TSH y a continuación realice una prueba de hormona tiroidea, si es necesario. Las pruebas de TSH también son muy importantes para el control del hipotiroidismo. Ayudan a tu médico a determinar la dosis adecuada de medicamento, tanto al principio como con el paso del tiempo.

Además, las pruebas de TSH se utilizan para diagnosticar un trastorno conocido como hipotiroidismo subclínico, que generalmente no provoca signos ni síntomas notorios. En quienes presentan esta afección, los niveles de triyodotironina y tiroxina en sangre son normales, pero los de TSH son un poco más altos de lo normal.

 

 ¿Qué alimentos se aconsejan?

 

Pescados, mariscos, alimentos marinos y algas ricas en yodo como las kelp, fucus, espirulina, huevo, maníes, verduras como berro, chaucha, pepino por sobre todo, frutas como manzana, higos, palta.

Para condimentar: perejil, sal yodada o sal marina moderadamente.

Si eliges algas, te recomiendo las ecológicas en cápsulas que están sin tóxicos, que aportan yodo, minerales y aa esenciales indispensables para la salud.

 

Otra opción casera:

Sal de algas: deberás moler o pasar por un mortero la sal marina y las algas, incorpora hierbas aromáticas. Deberás mezclar todo y guarda en un recipiente de vidrio hermético. La sal va a actuar como conservante. Este es un recurso para que la utilices como condimento en lugar de la sal de mesa.

 

¿Qué deberás evitar?

Los coles: col de Brusellas, brócoli, espinaca, repollo, soja sin fermentar, porotos, rábanos, alimentos procesados, frutas secas (salvo los maníes), frutillas, pera, durazno, agua de grifo.

 

Un buen recurso:

Infusión de poleo y jengibre: Deberás cocinar con una pizca de pimienta de cayena.

Ajo: Gracias a la presencia de sodio y selenio estimula la función de las glándulas tiroideas.

Luego de ingerir 1 diente de ajo, deberás colocar en la boca una hoja de menta piperita y masticarla durante un tiempo prudente. También podrás hacer gárgaras con un poco de agua tibia y jugo de limón, la deberás mantener durante unos segundos en la lengua.

Aceite de coco: Presenta ácidos grasos de cadena mediana, es una grasa saturada. Su consumo regular va a producir acelerar el metabolismo y el funcionamiento de la glándula.

Presenta ácido láurico, que es un ácido graso esencial que fortalece el sistema inmune.

Favorece el tránsito intestinal, la digestión.

Rico en vitaminas y minerales.

 

¿Cómo consumir aceite de coco?

Se puede consumir en aceite o en agua. Si consumes el agua de coco puedes tomar entre 2 y 3 vasos, 1 antes del desayuno.

Si eliges el aceite,  toma 1 cucharada todas las mañanas, antes del desayuno.

Espirulina: Vegetal rico en yodo y proteínas que cuidan la salud.

 

¿Cómo consumir alga espirulina?

En comprimidos, las puedes adquirir en farmacias o casas dietéticas.

 

Actividad física: favorece la activación del metabolismo general y de las glándulas tiroideas.

 

Fuente: parte del texto Clínica Mayo.