Salsa de soja casera

Ingredientes:

Soja: 450 g

Harina de soja:  340 g

Sal gruesa: 220 g

Agua:  3.7 litros  

Preparación: Cocinar bien la soja en agua hasta que los granos salgan casi por completo (o hasta que al presionarlas con un dedo la soja se deshaga). Cortar finamente la soja cocida y colocar todos los granos en un recipiente grande. Triturar bien hasta que adquieran una textura como de puré. Puede ser que se deba añadir una parte del agua de la cocción para conseguir una textura adecuada.

Incorporar de a poco la harina y amasar la mezcla hasta que obtener una masa bastante compacta. Amasar de nuevo y dar forma de tronco o rulo. Cortar en varios trozos de 2 centímetros de grosor.

Cubrir los trozos de harina y soja con toallas y dejar durante 10 días en una habitación donde hayan alrededor de 30ºC. Observar que con el transcurso de los días comenzará a formarse una especie de moho.

Luego de 10 días secar los trozos en el horno a 60ºC, hasta que se haya secado del todo.

Introducir la pasta de soja en salmuera hasta cubrir por completo, tapar con una malla y dejar al sol durante el día con la tapa abierta, y durante la noche tapándolo para evitar que pierda demasiado calor. Remover la preparación al menos una vez cada día. Observar que con el transcurso de los días la salmuera irá adquiriendo un tono más oscuro.

Esperar entre 3 a 6 meses repitiendo el proceso cada día.

Filtrar y consumir o pasteur durante 3 horas a 70ºC (fuego muy bajo para evitar que aumente más la temperatura).