Tarta de banana, kiwi y cerezas con crema pastelera. Sin azúcar y sin gluten

Sin azúcar y gluten 

 

Base de masa quebrada dulce:

 

Ingredientes: 

 

Harina de maíz: 200 g  

Estevia: 8 ml (en hojas puedes hacer una infusión y colocar 8 ml en la masa)  

Aceite: 65 ml   

Yemas de huevo: 2

Agua: 5 ml

Sal y canela: 1 pizca

 

Preparación: Colocar la harina en forma de corona sobre la mesa. En el centro verter el estevia, el aceite, las yemas de huevo, el agua, la sal y la canela.

Mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa, pero sin trabajar demasiado. Se puede hacer con una amasadora.

Dejar reposar la masa envuelta en plástico en la heladera durante 20 minutos. Luego, precalentar el horno a 180ºC.

Estirar la masa sobre una superficie enharinada, ayudar con un palo de amasar. Forrar con ella un molde de tarta de 25 cm de diámetro, previamente untado con aceite y enharinado.

Se puede utilizar un molde siliconado con base de cerámica desmontable.

Es útil ya que se puede llevar la tarta a la mesa directamente en esa base, al trabajar con masas quebradas y correr el peligro de que se  rompan.

Pinchar la masa para evitar que se hagan burbujas durante el horneado.

Cubrir con papel de aluminio y luego con garbanzos o legumbres, y hornear durante unos 20 minutos.

Realizar una bola con el papel que se va a cubrir la base, es decir, arrugarlo con las manos formando una bola. De esta manera es más manejable para ponerlo cubriendo bien la base.

Retirar las legumbres y el papel y llevar la base al horno durante 4 o 5 minutos más con el objetivo de que se dore.

 

Crema pastelera

 

Ingredientes:
Yemas de huevo: 2
Huevo: 1

Harina de maíz: 50 g

Estevia: 10 ml

Leche: 300 ml
Esencia de vainilla: 5 ml

 

Para el relleno:

 

Ingredientes:

 

Banana no madura en rodajas: 150 g

Kiwi en rodajas: 150 g

 

Preparación: Mezclar en una cacerola las yemas, el huevo, la harina y el estevia hasta que esté todo bien disuelto y llevar al fuego.
Añadir la leche de a poco.

Cocinar sin dejar de remover hasta que espese y hierva durante 3 minutos.
Retirar, dejar enfriar y añadir la esencia de vainilla. 

 

Rellenar la base con la crema pastelera bien fría. Lavar las frutas y cortar en rodajas finas y disponer sobre la crema pastelera. Se puede elegir otras frutas.