Remedios caseros para el acné

La alimentación no elimina esta situación, pero sí favorece, llevar a cabo un plan alimentario equilibrado.

Deberás tener en cuenta estos consejos:

  • Bebe agua para hidratarte y lograr un adecuado estado de la piel.
  • Consume una alimentación rica en frutas y verduras, que presentan antioxidantes como beta-caroteno, vitamina C y vitamina E entre otras.
  • Evita el tabaco y el alcohol.
  • Respeta las horas de descanso para no empeorar el estado del acné.
  • No consumas grasas industrializadas ácido palmítico ni azúcares refinados.

 

Puedes hacer uso de estos remedios caseros, pero ten en cuenta que no excluyen a la consulta médica:

 

  • Aceite de árbol de té: Tiene propiedades bactericidas, ayuda a eliminar el sebo de la piel. Diluye 1 o 2 gotas de aceite de árbol de té en 9 gotas de agua, mojas un pedacito de algodón y lo aplicas directamente en el área afectada sobre la piel limpia y seca. Luego puedes aplicar tu crema hidratante habitual.
  • Yogur natural y miel: El yogur natural posee una acidez que tiene propiedades antibacterianas y la miel actúa como antibiótico natural. La combinación de estos alimentos, favorece el tratamiento anti acné.

Mezcla 1 cucharada de las soperas de yogur natural a temperatura ambiente con 1 cucharada de miel y revuelve hasta conseguir una mascarilla homogénea. Aplícala sobre la piel limpia con la ayuda de un algodón, dejando una capa espesa para que la mascarilla actúe sobre la piel durante 15 minutos. Transcurrido ese tiempo, retira con agua la mascarilla y seca cuidadosamente la piel.

Puedes aplicar esta mascarilla de 2 a 3 veces por semanas para notar resultados.

  • Clara de huevo: Al tener proteínas y vitaminas va a ayudar a regenerar las células de la piel. Absorbe el exceso de grasa que sirve de alimento a las bacterias que provocan el acné.

Coloca 1 o 2 claras de huevo en un recipiente, bátelas a punto nieve con movimientos envolventes. Luego aplica sobre la piel limpia y seca especialmente en las zonas donde se encuentra el acné. 

Puedes aplicar varias capas pero asegúrate que la primera esté completamente seca. Deja actuar durante 20 a 25 minutos, retira con una servilleta de papel y un poco de agua templada.

Puedes aplicar una crema hidratante para prevenir que la piel se reseque.

  • Infusión de cola de caballo: Presenta propiedades depurativas. Añade 1 cucharadita de las de té de la planta en 1 taza de agua hirviendo y deja reposar 5 minutos con el recipiente tapado. Cuela y separa los restos de la planta antes de beber la infusión.

Puedes tomar hasta 3 tazas diarias.

Todos estos consejos no excluye la consulta médica. Eres único e irrepetible.