Cáncer de colon alimentación adecuada

 

El cáncer colorrectal no hay una manera cierta de prevenirlo. Sin embargo, podríamos tomar ciertas medidas para que los factores de riesgo disminuyan.

Hay pruebas para detectar pólipos o células cancerígenas en aquellas personas que no presentan síntoma.

Desde el momento en que las primeras células anormales comienzan a crecer y convertirse en pólipos, el período transcurrido es de 10 a 15 años para que aparezca la enfermedad.

Se puede prevenir, si se detectan pólipos precozmente y se extirpan y se van realizando controles periódicos.

Por eso, si tienes más de 45 años deberás solicitar al médico para que te solicite las pruebas correspondientes.

Hay personas con mayores riesgos: Antecedentes familiares de cáncer colorrectal y podrían beneficiarse realizándose pruebas de detección a edades más tempranas.

¿Podemos prevenir esta enfermedad? ¿De qué manera?

  • Lograr un peso corporal adecuado: En hombres, es mayor la probabilidad de presentar cáncer colorrectal con exceso de peso que en mujeres. Si hay más grasa abdominal (es decir, grasa en la cintura mayor a 100).
  • Alimentación adecuada: Con un alto contenido de verduras, frutas y alto consumo de cereales integrales.
  • Bajo consumo en carne roja, extrayendo la grasa externa y esto se debe a que en la actualidad hay un alto porcentaje de glifosato en alimentos de origen animal que como consecuencia dejan residuos sobre el tejido graso de la piel de los animales y que es muy tóxico y produce cáncer. Limitar o evitar las carnes procesadas.
  • Aumentar el consumo de legumbres, que poseen un alto contenido en fibra y proteínas.
  • Pescados preferentemente los azules por el alto contenido en omega 3 y de calcio.
  • Aves extrayéndoles la piel por el mismo motivo que dije de las carnes. Se ha comprobado que este tipo de carne no está relacionada con el riesgo de cáncer.
  • Evitar los azúcares industrializados ya que en los ingredientes está la trampa de su presencia.
  • Como condimento ideal, utilizar el aceite de oliva para  las ensaladas y los platos que proporciona grasas monoinsaturadas y vitamina E (importante antioxidante).

 

  • Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas:Especialmente entre los hombres. 
  • Evitar fumar.
  • Realizar actividad física diaria: Cuanto mayor intensidad y cantidad diaria reduce el riesgo. Por ejemplo una caminata rápida que oxigena.

Fuente: Fundación española del corazón