Activar metabolismo

Para adelgazar es necesario activar el metabolismo.

El metabolismo es el proceso por el cual nuestro cuerpo produce y quema energía a partir de los alimentos que ingerimos. Gracias a este proceso, todos los seres vivos conseguimos seguir funcionando a diario, que nuestra sangre circule, que podamos pensar, digerir alimentos, respirar, mantener la temperatura corporal necesaria, mover los músculos, etc.

Dentro del funcionamiento del metabolismo, encontramos dos procesos complementarios:

-Anabolismo: Son los procesos de construcción de moléculas simples y pequeñas que se modifican para construir moléculas más grandes y complejas, como las de hidratos de carbono, proteínas y grasas. En este proceso lo que hace nuestro cuerpo es consumir energía creando moléculas necesarias para formar nuevas células, pero sino las convierte en energía puede acumular grasas utilizándolas como reserva.

-Catabolismo: Es el proceso que se produce energía necesaria para el funcionamiento celular. Las células se encargan de descomponer moléculas como los hidratos de carbono y las grasas para obtener la energía que necesita nuestro organismo para funcionar. De este modo vamos quemando las calorías a medida que nuestro organismo va trabajando.

La cantidad de calorías que las personas necesitan para no tener exceso de peso u obesidad tiene que ver con la tasa metabólica basal, que te indica cuántas calorías debes consumir, dependiendo de tu edad, sexo, estatura y actividad física.

Cuando el metabolismo está lento puede conducir a la obesidad y a los desórdenes metabólicos.

Por eso mismo, se busca tener un metabolismo acelerado para permitir una pérdida de peso adecuada.

Lo básico es lograr un estilo de hábitos alimentarios saludables y activos.

Hay factores que favorecen el aumento de peso:

  1. Incorrectos hábitos alimentarios: Comer muchos azúcares industrializados. Comer más de lo que se gasta o quema.
  2. El sedentarismo o poca actividad física.
  3. La genética de personas que tengan familiares obesos o con sobrepeso.
  4. Medicación: que provocan un aumento de peso.
  5. Estrés: Puede ocasionar desorden alimentario e insomnio.

Estrategias que ayudan a manejar el aumento de peso:

  • Supervisar cantidad de líquido que se ingiere diariamente: para evitar la deshidratación.

Si tomamos agua lograrás tener O2. ¿Cómo sacas la cantidad de agua que debes ingerir diariamente? Divides tu peso (kg) % 7: Si por ejemplo pesas 70 kg/7= deberás tomar 10 vasos de 200 ml durante el día.

Evitar tomar líquido 1 hora antes de irte a dormir para evitar el insomnio ya que si no lo haces tendrás que levantarte muchas horas durante la noche.

Beber agua de acuerdo con estudios científicos US National Library of Medecine, destaca la importancia del consumo de agua fría ya que manifiesta que favorece que las calorías se quemen ya que el organismo necesita calentar el agua ingerida. Sin embargo, otro estudio publicado en la Revista de Endocrinología y Metabolismo demostró que la energía gastada por el cuerpo para el calentamiento de 500 ml de agua a 3 °C es de 3.5 calorías en 90 minutos. Si se beben 2 litros de agua por día, equivale a un gasto calórico diario de 14, valor no significativo, por eso la mejor manera es beber agua eligiendo la temperatura ya que el beneficio del efecto hace que el apetito se controle y que pese más que las pocas calorías que el organismo gastaría en calentar hasta la temperatura corporal.

  • Desayunar con una adecuada cuota de Proteínas: Leche, huevo, queso. Esto requiere un mayor trabajo digestivo que lleva a un aumento de la tasa metabólica basal. ¿Qué es? La cantidad de energía que necesita el organismo para sobrevivir, realizando funciones básicas vitales como respirar, bombear el corazón, parpadear, etc.
  • Antes del descanso nocturno: Come queso, ya que su contenido de sodio hará que retengas líquidos y no tengas la necesidad de levantarte a la noche y que ocasione un insomnio.

Nuestro organismo es sabio pide poco y da mucho. No necesitamos poner en riesgo nuestra salud con dietas milagrosas que atentan contra la salud.

Hay que favorecer al metabolismo a quemar energía llevando a cabo buenos hábitos saludables eligiendo la alimentación y dejando de ser sedentarios.